ATRA BILIS
TROYANAS
LA CASA DE BERNARDA ALBA
CUANDO LLORA LA LLUVIA
EL ENFERMO IMAGINARIO
RUIDO!
LA ÚLTIMA RESERVA DE LOS PIELES ROJAS

INFANTILES
ATRA BILIS
TROYANAS
LA CASA DE BERNARDA ALBA
CUANDO LLORA LA LLUVIA
EL ENFERMO IMAGINARIO
RUIDO!
LA ÚLTIMA RESERVA DE LOS PIELES ROJAS

INFANTILES

"Busquemos algo bueno, no en apariencia, sino sólido y duradero, y más hermoso por sus partes más escondidas; descubrámoslo".

Séneca

Inicio

"Busquemos algo bueno, no en apariencia, sino sólido y duradero, y más hermoso por sus partes más escondidas; descubrámoslo".

Séneca

Inicio




Elena y Clara son dos ancianas que conviven en una residencia de ancianos. Las dos se sienten abandonadas por sus hijos. Las dos se sienten frustradas por no haber bebido la vida de otra forma diferente. Cada una se enfrenta a esa situación de una forma diferente. Han pasado a la reserva donde esperan el desahucio de lo que las queda de vida.

Ellas juntas perfilan un panorama vital de tantas otras mujeres relegadas al olvido, aunque siguen luchando contra el conformismo y la sumisión. Se enfrentan a un destino en una tentativa última de ser y estar en este mundo, de no pasar a la reserva. Mujeres, esposas, madres, trabajadoras, amantes: donantes de vida, abandonadas de por vida. La soledad y el deterioro físico hace que ambas se necesiten.

Con un punto de vista irónico reconstruyen su propia identidad negándose a servir de carnaza a las alimañas que merodean en la reserva.










Elena y Clara son dos ancianas que conviven en una residencia de ancianos. Las dos se sienten abandonadas por sus hijos. Las dos se sienten frustradas por no haber bebido la vida de otra forma diferente. Cada una se enfrenta a esa situación de una forma diferente. Han pasado a la reserva donde esperan el desahucio de lo que las queda de vida.

Ellas juntas perfilan un panorama vital de tantas otras mujeres relegadas al olvido, aunque siguen luchando contra el conformismo y la sumisión. Se enfrentan a un destino en una tentativa última de ser y estar en este mundo, de no pasar a la reserva. Mujeres, esposas, madres, trabajadoras, amantes: donantes de vida, abandonadas de por vida. La soledad y el deterioro físico hace que ambas se necesiten.

Con un punto de vista irónico reconstruyen su propia identidad negándose a servir de carnaza a las alimañas que merodean en la reserva.










Elena y Clara son dos ancianas que conviven en una residencia de ancianos. Las dos se sienten abandonadas por sus hijos. Las dos se sienten frustradas por no haber bebido la vida de otra forma diferente. Cada una se enfrenta a esa situación de una forma diferente. Han pasado a la reserva donde esperan el desahucio de lo que las queda de vida.

Ellas juntas perfilan un panorama vital de tantas otras mujeres relegadas al olvido, aunque siguen luchando contra el conformismo y la sumisión. Se enfrentan a un destino en una tentativa última de ser y estar en este mundo, de no pasar a la reserva. Mujeres, esposas, madres, trabajadoras, amantes: donantes de vida, abandonadas de por vida. La soledad y el deterioro físico hace que ambas se necesiten.

Con un punto de vista irónico reconstruyen su propia identidad negándose a servir de carnaza a las alimañas que merodean en la reserva.




ESPECTÁCULOS:


INFANTILES
ATRA BILIS
TROYANAS
LA CASA DE BERNARDA ALBA
CUANDO LLORA LA LLUVIA
EL ENFERMO IMAGINARIO
RUIDO!
LA ÚLTIMA RESERVA DE LOS PIELES ROJAS